EL GATO DE RILKE

 Mis queridos gatos,

los pobres gatos de las esquinas.
En las esquinas, 
el frío esta en los huesos.
Rilke, los gatos, y yo,
Creemos en la noche.
Siempre buscamos.
Y a veces, 
encontramos la luz,
La luz,
Que maúlla 
En los pliegues mas oscuros.

(En Devesa, con el Año destetandose, 2 de xaneiro 2016)



 

xoves 07 xaneiro 2016

En poesia salvaxe | Sen comentarios | Permalink






Enviar un comentario

Nome:
Correo electrónico:
URL:
O teu comentario:

sintaxe html: deshabilitado
Greenpeace. Eu son Antinuclear