en el bosque de las paradojas

Preguntandose porque escribimos, como preguntando por que actuamos de esta u otra manera, porque soñamos, que es vivir, como me siento vivo, de que modo se que cada dia toco la luz como un milagro y contemplo asombrado mi ventana revoloteando hasta posarse en la ventana y se que estoy despierto y que el nuevo dia me pide de comer su nombre. Le Clézio habla desde el bosque de las paradojas.












martes 16 decembro 2008

En poesia salvaxe | | Permalink






os comentarios foron deshabilitados.
Greenpeace. Eu son Antinuclear